lunes, 2 de mayo de 2011

Felipe Ossa conversa con Semana: “Los textos de exsecuestrados no son literatura”

Felipe Ossa, gerente de la Librería Nacional, habla contra la prolífica producción de libros sobre el secuestro, de la lectura y la Feria del Libro.

SEMANA: En los últimos días han salido nuevos libros de exsecuestrados y ya hay más de veinte en el mercado. ¿Usted ha leído algún texto de los exsecuestrados?
FELIPE OSSA: Solo he leído el de Clara Rojas y no creo que me lea otro.
SEMANA: ¿En qué género podrían encajar los libros de los exsecuestrados?
F.O.: En el género testimonial, que es narrar una experiencia respecto a un hecho trascendental, pero de ninguna manera serían literatura. SEMANA: ¿Por qué las grandes editoriales les siguen apostando a estos libros?
F.O.: Me parece que se está abusando de este tema. Cualquier persona que ha sufrido de este flagelo publica su libro. Eso no significa que desconozca que el secuestro es lo peor para un ser humano.
SEMANA: ¿Y cómo se explica el éxito que tienen en ventas?
F.O.: El éxito es relativo. Los primeros que salieron, como el de John Pinchao y el primero de Clara Rojas, tuvieron importantes ventas, pero los posteriores han tenido una venta normal.
SEMANA: ¿No será que la industria editorial tiene secuestrados a los escritores y la literatura?
F.O.: Yo creo que las editoriales se van por el camino fácil, que es tomar estos temas. Pasa lo mismo con las historias de narcotraficantes. Publican para explotar la parte morbosa y escandalosa.
SEMANA: ¿Qué hacer entonces?
F.O.: Falta por escribir el trasfondo de ese flagelo del secuestro, del narcotráfico, del paramilitarismo y la violencia. Necesitamos estudios profundos de historiadores, cronistas o novelistas. Falta, por ejemplo, que se escriba la gran novela del narcotráfico.
SEMANA: ¿Qué le aconseja a un exsecuestrado que esté pensando en publicar un libro?
F.O.: Si no va a hacer una reflexión filosófica profunda sobre el flagelo que significa el secuestro, que mejor no trate de inmortalizarse en un libro. Para conocer la experiencia es suficiente con lo que sale en los medios y revistas.
SEMANA: Pero si Paulo Coelho vende con lo mismo, ¿por qué los exsecuestrados no?
F.O.: Es que no son lo mismo, pues Paulo Coelho escribe libros espirituales. Salvo en algunos casos, como el de Clara Rojas o algunos fragmentos de Íngrid, los de los exsecuestrados no tienen ese carácter.
SEMANA: ¿Qué libro les regalaría a los exsecuestrados?
F.O.: El hombre en busca del sentido, de Viktor Frankl.
SEMANA: ¿Cómo está el negocio de los libros en Colombia?
F.O.: Ha tenido un crecimiento vegetativo y enfrenta la competencia de los nuevos medios. Creo que el libro de papel sobrevivirá durante muchos años más. El problema es que el interés de los colombianos por leer es muy bajo.
SEMANA: Y la Feria del Libro, ¿cómo pinta?
F.O.: Es la época en que todos los medios se interesan de verdad por el libro y la gente se acerca a ellos. Pero ese interés es esporádico; después de 15 días, desaparece.
Tomado de: Revista Semana, Domingo 1 Mayo 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario