lunes, 16 de noviembre de 2009

Pensar las librerías. Vía Tokland: "Francia otorga ‘D.O. – Denominación de Origen’ a las librerías independientes" por Henry Odell


FRANCIA OTORGA ‘D.O. – DENOMINACIÓN DE ORIGEN’ A LAS LIBRERÍAS INDEPENDIENTES
Por Henry Odell

Vía Publishing Perspectives hemos conocido la noticia de que las librerías independientes de Francia pueden aplicar para recibir el certificado de D.O. —mejor dicho LIR – Librería Independiente Recomendada [Librairie Indépendante de Référence], como parte del “plan livre” lanzado por la ex ministro de Cultura Christine Albanel. De momento, sólo se ha otorgado esta certificación a 406 de las aproximadamente 3.000 librerías independientes del vecino país.

De forma resumida la noticia dice que:

— Para ser merecedoras de la LIR —válida por un período de 3 años— las librerías han de cumplir con 6 condiciones (que detallamos más abajo), entre las que se señala que la librería ha de cumplir un rol cultural importante en la comunidad organizando eventos culturales; que ha de tener empleados que puedan ofrecer un servicio de calidad; que el propietario ha de ser responsable de mantener un stock mínimo de libros y que la tienda ha de mantener una amplia selección de títulos —al menos 6.000 títulos—, la mayoría de los cuales han de haber sido impresos hace un año o más. En este, el primer año, aproximadamente dos de cada tres librerías que se presentaron han sido consideradas aptas para el certificado.

— Las librerías que se hayan hecho merecedoras a esta certificción se podrán beneficiar de exenciones fiscales y subsidios especiales por parte del Centre National du Livre, incluyendo préstamos sin interés para mejoras en el local y apoyo económico para la realización de eventos culturales relacionados con el libro y la lectura. Para impulsar los proyectos relacionados con la LIR se ha asignado un presupuesto de € 500.000.-, y el gobierno estima que las exenciones fiscales ofrecidas serán de un valor superior a los 3 millones de euros.

— Este proyecto es complementario de la “ley Lang” que en 1981 estableció el precio fijo del libro que limita los descuentos a un 5% del precio de lista, y que esta ley, criticada en sus inicios como obstáculo a la libre competencia, 28 años más tarde es considerada un éxito que ha permitido un desarrollo sostenible que ha estimulado a la industria editorial.

— Hoy, muchos atribuyen a esta ley que Francia haya podido sostener una extensa red de 3.500 librerías independientes de gran calidad y aproximadamente 6 mil editores.

— Por supuesto que, en esta era de Internet, en que la recesión mundial y el advenimiento de la digitalización plantea nuevos desafíos a la industria, todo lo que se pueda hacer para sostener a la industria editorial y a las librerías es bienvenido. Los libreros consideran que el certificado LIR será una ayuda.

La noticia finaliza con la declaración de Dominique Mazuet, gerente de Tropique, una pequeña librería de 60 m2 en Montparnasse, que dice:

«De momento, esta designación es como una medalla de chocolate. Eventualmente, veremos los beneficios de las exenciones de impuestos y de los subsidios… el ámbito de la cultura está atravesando un momento muy difícil, pero en Francia estamos bien protegidos.» Mazuet es consciente de que tanto su pequeña tienda como su habilidad para mantener a 3 empleados full-time depende tanto de la ley Lang como de la buena voluntad de sus clientes de continuar comprando en su librería. «Afortunadamente — dice Mazuel— por el momento hemos escapado de los planes de ‘modernización’ impulsados por el gobierno. Si todavía tenemos en Francia diversidad y numerosas librerías independientes es porque la gente le ha dado la espalda a las tendencias económicas.» (!!!)
[Nota: Subrayado y exclamaciones mías. Además, como no creo en las casualidades, no puedo menos que preguntarme por qué Publishing Perspectives recurre, entre tanto librero independiente en Francia, muchos de gran renombre y prestigio, al testimonio de precisamente este...]
SIGUE...
Continuar leyendo vía Tokland


Los 6 requisitos para aplicar a la obtención del certificado LIR

1) La empresa a la que pertenece debe cumplir los requisitos del artículo II del 1464 I Código General de Impuestos.


Estos requisitos son básicamente 3:

— La empresa debe ser una pequeña o mediana empresa de acuerdo a la 
definición comunitaria entrada en vigor en 2005.

— El capital de la empresa debe ser ejercido de forma continuada (bajo la duración del ejercicio de referencia) al 50%, como mínimo:
- por personas físicas
- o por una sociedad cuyo capital es propiedad al 50% o más por personas físicas. Para que una empresa de este tipo pueda ser encuadrada en la definición de PYME no ha de estar ligada por ningún contrato de franquicia con un tercero.

— La empresa no debe estar vinculada a otra empresa por un contrato de franquicia según previsto en el artículo 
L. 330-3 del Código de Comercio.

2) Por lo menos la mitad de los ingresos de los establecimientos deberán llevarse a cabo con la venta de libros nuevos al detalle [ventas al contado, incluidas las ventas y los clubes de venta por Internet + ventas a término].
3) La selección de títulos en stock deben venderse en un local accesible a todo público.
4) La cantidad mínima de títulos en stock ha de ser:
— Para librerías con ventas de libros al detalle inferiores o iguales a € 600.000.-/año = 6.000 títulos.
— Para librerías con ventas de libros al detalle superiores a € 600.000.-/año = 10.000 títulos.

5) Los gastos del personal asignado a la venta de los libros debe ser de al menos el 12,5% del volumen de negocio de la venta de libros por institución.
6) El establecimiento debe ofrecer todo el año, una organización cultural cuya regularidad y la calidad serán evaluadas por el comité.
Ir a texto íntegro vía Tokland
Enviado por: Pablo Arcila

No hay comentarios:

Publicar un comentario