lunes, 21 de septiembre de 2009

Desde Venezuela. Entrevista a una editora: María Osorio, de Babel Libros


María Osorio Caminata es arquitecta. Desde 1986 trabaja con literatura y libros para niños. Empezó su trabajo en la Asociación Colombiana para el Libro Infantil y Juvenil, sección colombiana de IBBY. Posteriormente, fue subdirectora de Fundalectura, donde creó la Revista Latinoamericana de Literatura Infantil y Juvenil, dirigió las publicaciones de esta institución, y diseñó proyectos para promover la circulación del libro en espacios alternativos...
...Leroy Gutiérrez: Partiendo del hecho de que eres arquitecta, ¿por qué dedicarse a una actividad tan poco lucrativa como la edición de libros (para niños)?

María Osorio: Deberíamos hacer una encuesta, pues he encontrado montones de arquitectos en la LIJ de todos los países: Mónica Weiss, Mónica Bergna, Analiesse Ibarra, Claudio Muñóz, María Elena Repiso, Marilyn Pérez Falcón, Carmen Salvador, Saúl Schkolnik, por citar los que recuerdo.

LG: ¿Es un buen negocio vender libros en Colombia?

MO: No sé si sea buen negocio vender libros en alguna parte del mundo. Cuando uno se mete en este “negocio” no piensa en el negocio sino en el trabajo. Por lo general lo hacemos porque nos gusta. En Colombia la edición de libros para niños está al borde de la extinción. En los últimos años se han creado nuevos proyectos editoriales para niños y jóvenes en Ediciones B, Babel, SM Colombia; las colecciones Nidos para la lectura de Alfaguara y Especiales de Editorial Norma, y, sin embargo, cada vez se editan menos libros para niños y jóvenes en Colombia. En un análisis del ISBN 2008, realizado por el Comité del Libro Infantil de la Cámara Colombiana del Libro, aparecen como libros editados en 2008 apenas 30 títulos. Un panorama contradictorio: por un lado los proyectos de Estado promoviendo los espacios infantiles en las bibliotecas (Bogotá Capital Mundial del Libro, Plan Nacional de Lectura, Bibliotecas de Bogotá, Bibliotecas de Cajas de Compensación) y, en contravía, una bajísima producción editorial propia que nos pone en los últimos puestos de América Latina, muy por debajo de Argentina, Brasil, México y Venezuela...
Enviado por: Pablo Arcila

No hay comentarios:

Publicar un comentario