jueves, 29 de enero de 2009

Ley de precio fijo - Proyecto de ley Colombia

Ley __
__ de ___ de 2007

por la cual se establece el precio fijo del libro

El Congreso de Colombia

Decreta:

Artículo 1. El precio fijo. Toda persona que edita, importa o reimporta libros está obligada a establecer un precio fijo de venta al público o de transacción al consumidor final de los libros que se editen, importen o reimporten, todo ello con independencia del lugar en que se realice la venta o del procedimiento u operador económico a través del cuál se efectúa la transacción, de conformidad con las siguientes disposiciones:

a) Con el fin de garantizar una adecuada información el editor o importador quedará asimismo obligado a indicar en los libros por él editados o importados el precio fijo.

b) En el caso de importación, el precio será el fijado por el primer importador y deberá ser respetado por los posteriores, salvo en los supuestos previstos en el artículo siguiente.

c) El precio de venta al público podrá oscilar entre el noventa y cinco por ciento y el ciento por ciento del precio fijo.

d) Cuando el libro se ponga a disposición del público formando una unidad o conjuntamente con discos, bandas magnéticas, cassettes, películas, fotografías, diapositivas, cuadernos de ejercicios, cd rom, microformas o cualquier otro elemento y constituya una oferta editorial el precio fijo se determinará para la totalidad de los elementos que integren dicha oferta.

e) El editor podrá establecer un precio fijo distinto para la venta de colecciones completas, inferior al resultante de la suma de cada uno de los títulos que componen dicha colección.

f) En los casos de venta a plazos o a crédito se podrán establecer precios diferentes de acuerdo con el respectivo sistema de venta.

g) El librero o cualquier otro operador económico, incluidos los mayoristas, cualquiera que sea su naturaleza jurídica, cuando realice transacciones al detalle está obligado a respetar el precio fijado por el editor.

h) Los establecimientos comerciales que se dediquen a la venta al por menor de libros no podrán utilizar los libros como reclamo comercial para la venta de productos de naturaleza distinta.

Artículo 2. Exclusiones al precio fijo. No quedarán sometidos al régimen del precio fijo los siguientes supuestos:

a) los libros antiguos o de ediciones agotadas.

b) los libros usados.

c) las ventas previas que se hagan para costear la edición de un determinado libro.

d) los ejemplares de las ediciones especiales destinadas a instituciones o entidades o a su distribución como elemento promocional, siempre que ostenten claramente dicha especificación. En el caso de su comercialización, tales ediciones sólo podrán ser objeto de venta a los miembros de las instituciones o entidades a las que van destinados y al precio fijado por el editor de aquellas. Las instituciones o entidades culturales de base asociativa que actúen como editores podrán fijar libremente un precio especial para los ejemplares destinados a sus miembros o asociados, debiendo figurar claramente esta especificación en dichos ejemplares. El resto de la edición quedará sometido al régimen general de precio fijo de venta al público que establece la presente ley.

e) los libros que hayan quedado fuera de catálogo por decisión del editor. Se entiende que un libro ha sido descatalogado por el editor cuando no aparezca en su último catálogo o lo comunique por escrito a sus canales de distribución y venta. La oferta y exposición de estos libros deberá realizarse separada y suficientemente indicada de la de los libros sujetos a precio fijo.

f) el librero o detallista podrá aplicar precios inferiores al de venta al público a los libros editados o importados transcurridos dos años desde la última edición. La oferta y exposición de estos libros deberá realizarse separada y suficientemente indicada de la de los libros sujetos a precio fijo.

PARÁGRAFO. A efectos de lo dispuesto en los literales h) e i) del apartado anterior, el editor deberá dar cumplimiento, en su caso, a lo establecido en el artículo 135 de la Ley 23 de 1982.

Artículo 3. Excepciones al precio fijo. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 1 de esta ley, podrán aplicarse precios inferiores al de venta al público en los siguientes casos:

a) En el Día del Libro y Ferias del Libro, Congresos o Exposiciones del Libro, siempre que así lo determinen sus entidades organizadoras, cuando éstas pertenezcan a los sectores de la edición y comercialización del libro, un descuento de hasta un máximo del 10 por ciento del precio fijo.

b) Cuando el consumidor final sean Bibliotecas, Archivos, Museos, o Instituciones o Centros cuyo fin fundacional sea científico o de investigación, un descuento de hasta el 15 por ciento del precio fijo.

c) Mediante acuerdo entre editores, distribuidores y libreros, podrá establecerse una oferta anual de precios para fondos específicos, periodos concretos y delimitados en el tiempo.

d) Cuando el consumidor final sea alguna entidad pública que realice compras para ser distribuidas en forma gratuita a instituciones educativas públicas, un descuento de hasta el __ por ciento del precio fijo.

PARÁGRAFO. No se podrán ofertar ni realizar ventas al público de libros con pérdida. A estos efectos, se considerará que existe venta con pérdida, cuando el precio aplicado a un producto sea inferior al de adquisición según factura, deducida la parte proporcional de los descuentos que figuren en la misma. En ningún caso, las ofertas conjuntas o los obsequios a los compradores podrán utilizarse para evitar la aplicación de lo dispuesto en el presente parágrafo.

Artículo 4. Multas. Las infracciones a las disposiciones de la presente ley serán sancionadas por la Superintendencia de Industria y Comercio con multa de un salario mínimo legal mensual a _____ salarios mínimos legales mensuales. En caso de reincidencia se podrá disponer el cierre de la librería o punto de venta de libros por el término de hasta treinta días.

Artículo 5. Derogatoria y vigencia. La presente ley rige a partir de su promulgación y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

El Presidente del honorable Senado de la República,
El Secretario General del honorable Senado de la República,
El Presidente de la honorable Cámara de Representantes,
El Secretario General de la honorable Cámara de Representantes,

1 comentario:

  1. ...algunos libreros piensan que al menos los siguientes apartados de la propuesta del proyecto de ley deben ser debatidos... además,
    que la ley de precio fijo debería ser consecuente con el fin de proteger a las librerías como promotoras de la bibliodiversidad, lo que es lo mismo que proteger al lector...


    e) El editor podrá establecer un precio fijo distinto para la venta de colecciones completas, inferior al resultante de la suma de cada uno de los títulos que componen dicha colección.

    f) En los casos de venta a plazos o a crédito se podrán establecer precios diferentes de acuerdo con el respectivo sistema de venta.

    Artículo 2. Exclusiones al precio fijo. No quedarán sometidos al régimen del precio fijo los siguientes supuestos:

    c) las ventas previas que se hagan para costear la edición de un determinado libro.

    d) los ejemplares de las ediciones especiales destinadas a instituciones o entidades o a su distribución como elemento promocional, siempre que ostenten claramente dicha especificación. En el caso de su comercialización, tales ediciones sólo podrán ser objeto de venta a los miembros de las instituciones o entidades a las que van destinados y al precio fijado por el editor de aquellas. Las instituciones o entidades culturales de base asociativa que actúen como editores podrán fijar libremente un precio especial para los ejemplares destinados a sus miembros o asociados, debiendo figurar claramente esta especificación en dichos ejemplares. El resto de la edición quedará sometido al régimen general de precio fijo de venta al público que establece la presente ley.

    e) los libros que hayan quedado fuera de catálogo por decisión del editor. Se entiende que un libro ha sido descatalogado por el editor cuando no aparezca en su último catálogo o lo comunique por escrito a sus canales de distribución y venta. La oferta y exposición de estos libros deberá realizarse separada y suficientemente indicada de la de los libros sujetos a precio fijo.

    f) el librero o detallista podrá aplicar precios inferiores al de venta al público a los libros editados o importados transcurridos dos años desde la última edición. La oferta y exposición de estos libros deberá realizarse separada y suficientemente indicada de la de los libros sujetos a precio fijo.

    Artículo 3. Excepciones al precio fijo. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 1 de esta ley, podrán aplicarse precios inferiores al de venta al público en los siguientes casos:

    a) En el Día del Libro y Ferias del Libro, Congresos o Exposiciones del Libro, siempre que así lo determinen sus entidades organizadoras, cuando éstas pertenezcan a los sectores de la edición y comercialización del libro, un descuento de hasta un máximo del 10 por ciento del precio fijo.

    b) Cuando el consumidor final sean Bibliotecas, Archivos, Museos, o Instituciones o Centros cuyo fin fundacional sea científico o de investigación, un descuento de hasta el 15 por ciento del precio fijo.

    c) Mediante acuerdo entre editores, distribuidores y libreros, podrá establecerse una oferta anual de precios para fondos específicos, periodos concretos y delimitados en el tiempo.

    d) Cuando el consumidor final sea alguna entidad pública que realice compras para ser distribuidas en forma gratuita a instituciones educativas públicas, un descuento de hasta el __ por ciento del precio fijo.

    ResponderEliminar